Valdelaguna

Enclave y población

Valdelaguna se encuentra en el Sureste de la Comunidad de Madrid a 50 kilómetros de la capital, cerca de famosos destinos turísticos como Chinchón o Aranjuez.
El nombre del municipio nos remonta a sus orígenes en los que se cree existía una laguna, aunque actualmente no hay indicio alguno de su presencia, a pesar de la notable presencia de numerosas fuentes que manan agua de manantiales subterráneos.
El casco urbano se extiende sobre dos cerros que concurren en la calle principal.

Cómo llegar

Valdelaguna se encuentra situada dentro de la denominada Comarca de las Vegas en el sureste de la Comunidad de Madrid.
La opción más rápida y cómoda para acceder al municipio desde la capital, es tomar la autovía A-III dirección Valencia hasta la salida 41. Circulando 9 kilómetros más, llegamos al pueblo. Existe servicio de autobuses desde Madrid (Plaza Conde de Casal) todas las horas, durante todo el día (LA VELOZ S.A. Teléfono información: 91 409 76 02).

Historia

Gracias a una serie de antiguos documentos, sabemos que los datos históricos de Valdelaguna se remontan a la época de Enrique IV, rey de Castilla y hermano de Isabel la Católica que le sucedió en el trono. Pudo ser que el propio Enrique IV, o bien, los Reyes Católicos, encomendaran a la familia de Fernando de Benavente de Quiñones esta Villa.

Es probable que fuera dicha familia la que introdujo la devoción a Santo Toribio, patrón del pueblo.
Aunque existen pruebas de que la Patrona de Valdelaguna fue la Virgen de la Blanca, de la que podemos ver una imagen en la torre del campanario de la Iglesia; desde aproximadamente 1915 es la Virgen del Carmen la patrona del pueblo. Según crónicas del municipio, Valdelaguna en tiempos pasados y por su característica situación entre montes, fue escenario fundamental de grandes batallas como la Guerra de Sucesión y la Guerra Civil Española, además de servir de centro de operaciones en la época de la invasión francesa.

El blasón que identifica al pueblo aporta datos históricos y geográficos sobre él.
Observamos en su base el símbolo de la laguna que debió existir en el asentamiento inicial de la población.

Junto a ella unas peñas que podrían identificar aquella parte del término de aspecto farragoso. También se observa el Acueducto de Segovia que indicaría la procedencia de los primeros pobladores y la pertenencia del pueblo al Sexmo del Tajuña.

En 1480, los Reyes Católicos segregaron dicho Sexmo para entregarlo en Señorío a los Marqueses de Moya (Andrés Cabrera y Beatriz de Bobadilla). Las armas de aquél pasaron a ser las del Condado de Chinchón.

Monumentos y lugares de interés

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción

Esta recoleta y sencilla Iglesia, construida sobre un antiguo camposanto, ha sufrido varias modificaciones a lo largo del tiempo. Consta de tres naves: una central y dos laterales. La principal termina en un ábside donde se encuentra el altar con pinturas del siglo XV descubiertas por casualidad durante la última reforma del templo. En la nave de la derecha se encuentra la sacristía y los altares de los patrones del pueblo: la Virgen del Carmen y Santo Toribio.

En el exterior encontramos un pequeño pórtico sostenido por 3 columnas que los vecinos conocen con el nombre de “Portalillo” y que hizo las veces de Colegio Católico durante la República. En la torre encontramos una imagen de la Virgen de la Blanca (primera patrona del pueblo) y rematándola, otra del Sagrado Corazón de Jesús, adquirida por los vecinos en los años cuarenta como agradecimiento por haber evitado caer en el embargo por parte del Crédito Agrícola.

Lavaderos Municipales

Este lugar tiene un encanto especial al recordar la forma de vida de antaño.
Su estructura fue recuperada tras un largo periodo de tiempo en el que los lavaderos se enterraron para habilitar un aparcamiento.

Llama la atención la buena conservación de la piedra original, que se mantiene en su totalidad. Antiguamente este lugar era sitio de reunión para las mujeres que acudían a lavar la ropa de lo que da fe una inscripción de 1956 que encontramos en su cabecera con el texto “el trabajo dignifica a la mujer”.

Pórtico y exterior de la “Casa del Cura”

La fachada de este histórico edificio está compuesta en su totalidad por sillares de piedra pulida. La entrada principal cuenta con un frontal neoclásico rematado por un frontón. Sobre el portalón encontramos un escudo heráldico de origen desconocido, que guarda relación con la familia de Godoy a quien perteneció la casa.

La “Casa Grande”

Esta edificación llama la atención al estar construida en su totalidad con piedra sin pulir.
Su estructura se articula alrededor de un patio central en el que se encuentran varias viviendas. En parte de las bodegas de la casa se ubica un Museo del Vino con numerosas tinajas de barro y antiguos útiles empleados para la recogida de uva y posterior elaboración del vino.

Al parecer este lugar ejerció la función de las caballerizas de la Casa del Cura.

Prensa de Vino y Molino de Empiedro

Cerca de los Lavaderos Municipales encontramos dos instrumentos de trabajo que demuestran cómo eran algunas labores agrícolas de antaño.

El molino de empiedro se compone de 3 piedras que se utilizaban para extraer el jugo de las aceitunas en la producción de aceite.

La prensa de vino, utilizada en su tiempo para extraer el mosto de las uvas que posteriormente fermentaba en tinajas de barro, se ubica en una zona ajardinada y recuerda que Valdelaguna es un municipio con alta tradición vinícola.

Ayuntamiento y Plaza Valle de la Laguna

El Ayuntamiento es un moderno edificio diseñado por los arquitectos Víctor López y Carlos Puente. En 1986 recibe el premio del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid y actualmente, por la originalidad de su construcción, sigue siendo lugar de referencia para muchos estudiantes de arquitectura.

En su interior alberga varias oficinas, salón de actos, sala de reuniones y el archivo, que se encuentra en la torre del reloj.
El nombre de la plaza (Valle de la Laguna) aporta varias pistas del que recibe el pueblo. Escenario fundamental en la celebración de las fiestas patronales; la plaza cambió su aspecto coincidiendo con la construcción del propio Ayuntamiento para adaptarse a sus características estéticas.

Casa de la Cultura

Moderna construcción cercana a la plaza del pueblo. Consta de biblioteca, salón de actos y varios espacios utilizados para desarrollar actividades culturales y de ocio, además de albergar el Centro de Acceso Público a Internet.

Mirador de la “Peña Huevera”

Este lugar permite disfrutar de unas espectaculares vistas del monte y la vega del pueblo. Sentados en sus bancos de madera, bajo la sombra de los árboles, se convierte en la parada idónea para el descanso.

Es el punto de origen de la Ruta de la Vega y permite divisar gran parte de su recorrido.
Le debe su nombre a una enorme piedra que encontramos en el lugar de cuya leyenda se extrae el gentilicio “abubillos” que reciben los habitantes de Valdelaguna.

Recursos naturales

Parque Municipal

El parque se sitúa junto a uno de los accesos al pueblo en un terreno que hace años ocupaban árboles y huertos, uniendo el pueblo con su vega.

En él encontramos una amplía gama de especies vegetales tan diversas como los álamos y olivos, típicos del paisaje de la zona.
Está formado por varios paseos que concluyen en una rotonda central presidida por una fuente. Consta de zona de juegos infantiles y pistas de petanca, además de espacios con bancos y mesas que convierten este lugar en el área principal de descanso del pueblo, además de ser escenario indispensable en la celebración de varios actos de las fiestas que se celebran en verano.

Las Rutas

Las rutas naturales de Valdelaguna ofrecen la posibilidad de pasear mientras contemplamos un paisaje rico en especies vegetales y animales típicas de la zona, que identificaremos con la ayuda de los carteles informativos que encontramos durante el trayecto.

“Ruta de la Vega”
La Ruta de la Vega comienza en el camino que encontramos junto al mirador de la “Peña Huevera”, situado en la parte alta del casco urbano, lugar desde el que divisaremos gran parte del recorrido de la ruta.
Con una longitud de 4 kilómetros, permite observar cultivos típicos como el olivo y la vid, además de encontrarnos con otros de regadío en la vega (maíz, hortalizas etc.).
La ruta termina en el Parque Municipal, lugar idóneo para descansar después de realizar el trayecto.

“Ruta de las Fuentes”
Esta ruta tiene una longitud de 9 kilómetros en los que poder observar cultivos típicos mediterráneos (olivos, cereales, vid…), además de contar con la presencia del agua en distintos parajes, lo que deja constancia de la riqueza agrícola y ecológica de estas tierras.
En el recorrido encontramos tres fuentes que manan agua de manantial conocidas como “La Tejera”, “Fuente María” y “Valviejo”. Esta última se encuentra junto a un merendero muy apreciado por vecinos y visitantes.
Además podemos observar la fauna típica de esta zona con la presencia de conejos, liebres, perdices, palomas, mirlos, abubillas, oropéndolas, águilas, jilgueros, etc.

Fiestas y tradiciones

Las principales fiestas de Valdelaguna se celebran en honor a sus patrones.
A mediados de abril, la festividad de Santo Toribio llena las calles de alegría con la presencia de fuegos artificiales, verbenas, actos religiosos, representaciones teatrales, degustación de postres etc.

En verano (en torno al 16 de Julio) se celebran las fiestas en Honor a la Virgen del Carmen con una programación de actos similar a la del Santo reforzada con espectáculos taurinos, ofrenda floral, elaboración de paella gigante, barbacoa en el Parque Municipal, etc.

Otras celebraciones tradicionales son la de San Antón (Enero) con juegos, comida popular y la rifa de un cerdo, un jamón y un queso, que se lleva realizando en el pueblo desde tiempos inmemoriales.

Otra de las fiestas con tradición se celebra el Domingo de Pascua cuando se acude al campo a comer con familiares y amigos para celebrar el “Día del Hornazo” en el que se degusta esta típica torta dulce con huevos cocidos en su interior.

 

Para más información visitad la web de su Ayuntamiento