Brunete

No es fácil explicar en unas breves líneas Ios motivos por Ios que merece la pena que conocer Brunete, un municipio singular en la Comunidad de Madrid, muy rico en historia y tradiciones, con un espectacular entorno natural. Por ello, te invitamos a que te adentres en él, que descubras su Plaza Mayor, declarada Bien de Interés Cultural (BIC) por la Comunidad de Madrid, una de las tres únicas de estilo herreriano que existen en España; que visites la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, o que descubras su casco histórico, reconstruido en Ios años 40, tras la Batalla de Brunete, y que atesora rincones únicos. Si te interesa el turismo bélico, podrás descubrir restos de la Batalla a través de Ios fortines que se conservan, incluidos en el Catálogo de Bienes Protegidos.

Brunete es un municipio que mira con cariño a sus orígenes e historia. Los orígenes del pueblo, aun hoy, son fruto de controversia. Los legajos o testimonios que podrían alumbramos se han perdido. Hay indicios de que Ios primeros asentamientos se remontarían a la época romana. La villa, como otras vecinas, seria fundada por nómadas segovianos, optando por un magnifico emplazamiento en una extensión conocida como las Brunetas, llamada así por el nombre de Ios paños bastos de color negro típicos de quienes se dedicaban a la ganadería y agricultura. De ahí deriva el nombre del pueblo.

En julio de 1937, Brunete fue el escenario de una de las batallas más importantes de la Guerra Civil, que asoló el municipio y Io destruyó casi por completo. El Brunete actual se reconstruyó en Ios años 40 conformándose el actual casco urbano y erigiéndose una nueva Plaza Mayor, de estilo herreriano, desde donde parte el trazado del casco histórico.

La PLAZA MAYOR DE BRUNETE, declarada BIEN DE INTERÉS CULTURAL, junto a la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, por la Comunidad de Madrid en el año 2016, es el epicentro del casco histórico, desde el que parten sus principales calles, y también el pulmón de la vida de sus vecinos. Es de un espectacular estilo herreriano, tiene forma cuadrada pero está abierta por dos grandes escalinatas. La configuración de la Plaza atiende las trazas de siglo XVI dictadas en las Leyes de Indias para las urbanizaciones de Ultramar.

Sus soportales están guarecidos por más de 60 columnas de granito procedente de las mismas canteras donde se extrajeron las piedras para la construcción del Monasterio de El Escorial o la Plaza de Oriente de Madrid. Completan su particular belleza, una fuente de piedra en el centro, coronada con faroles y un sol de metal, y Ios jardinillos que Ie dan acceso.

Desde la escalinata superior de la Plaza Mayor se accede a la IGLESIA PARROQUIAL NUESTRA SEÑORA DE LA ASUNCIÓN, formando un bello conjunto arquitectónico. Fue edificada originalmente en el siglo XVI y restaurada en 1772. Su apariencia se mantendrá hasta 1836, cuando un terrible incendio la devastó. En el año 1858 concluye su reconstrucción. En el siglo XIX también se derrumbó la torre original de tejado circular.

La actual torre cuenta con un techo de pizarra muy al gusto herreriano. En su interior destaca el altar mayor dedicado a Nuestra Señora de la Asunción y en el que encontraremos unos sagrados corazones, con las cabezas de Ios apóstoles Pedro y Santiago, este último como recuerdo del fin de la batalla de Brunete, precisamente el día de Santiago. Paseando por entre sus naves observamos un altar dedicado al Cristo del Patrocinio, patrón del municipio desde el siglo XVIII.

Brunete es un pueblo de bellos contrastes, con un entorno natural que se ha protegido a Io largo de Ios siglos porque forma parte de nuestra identidad. Son numerosas las rutas de senderismo y cicloturismo que te conducirán por bellos paisajes hasta el Parque Regional del Curso Medio del Rio Guadarrama o hacia la Zona de Especial Protección de Aves  (ZEPA) que inicia su recorrido en nuestra comarca.

Toda esta riqueza vegetal sirve de hábitat a una FAUNA MUY RICA Y DIVERSA, destacando algunos ejemplares incluidos en el Catálogo Regional de Especies Amenazadas como el águila imperial ibérica, el buitre, la cigüeña negra, el gato montés, el galápago leproso o la rana de San Antón,

A lo largo del término municipal existen numerosos ARROYOS NATURALES como el de Cienvallejos, El Fresnedal o Los Morales, que representan la riqueza de Ios acuíferos subterráneos que se bifurcan en el subsuelo del término municipal, convirtiendo nuestro territorio en un lugar especialmente fértil para la agricultura. Asimismo, el HUMEDAL DEL CHARCO POLEO, recuperado recientemente, es un refugio de aves migratorias donde podemos encontrar algunas especies de fauna típicas de la región, principalmente anfibios.

También somos un pueblo con un amplio pulmón verde en nuestro casco urbano, con más de 3.000 árboles entre calles y parques. El municipio de la región con mayor masa arbórea. Un pueblo que creció en horizontal, evitando grandes bloques de edificios, y en el que, al llegar la noche, puedes observar la Iuna y las estrellas con nitidez.

La GASTRONOMÍA de Brunete resalta la tradicional vinculación a la tierra castellana. Por ello, Ios ASADOS y Ios PLATOS DE CUCHARA son protagonistas de la cocina local. Pero si hay un producto estrella es el GARBANZO MADRILENO, cultivado desde tiempos ancestrales en Brunete y su entorno. Es el nuestro garbanzo, el garbanzo madrileño con el que tradicionalmente se ha elaborado el plato más popular de la gastronomía madrileña, el cocido.

Durante varias décadas, el cultivo del garbanzo se había extinguido en Brunete, recuperándose ahora en colaboración con el Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario (IMIDRA). El garbanzo madrileño destaca por su tamaño pequeño y color anaranjado, que Ie lleva a parecerse en su aspecto externo al pedrosillano, si bien sus características tras la cocción son sustancialmente diferentes. El garbanzo madrileño aumenta más del doble su tamaño tras la cocción, no pierde su piel en el proceso y presenta una untuosidad mantecosa y blanquecina en su interior, que Ie convierte en el ideal para la elaboración del tradicional COCIDO MADRILENO por su textura y sabrosas propiedades.

Todo esto y mucho más, es Brunete. Pero Io que somos, por encima de todo, es un pueblo acogedor, participativo y alegre. Por eso quienes un día decidieron venirse a vivir aquí, ya nunca se han marchado.

Para más información visitad la web de su Ayuntamiento