RUTAS CULTURALES MADRID ENOTURISMO

Una ruta no es sólo un espacio físico de transporte, sino un lugar para el intercambio, un proceso de aprendizaje recíproco y un pretexto inmejorable para el entendimiento mutuo: posee una dinámica capaz de favorecer canjes económicos y transferencia de ideas; de promover el encuentro y el diálogo que le otorgarán su significado simbólico.

Transitar la ruta invita a abordarla como un proyecto colectivo fruto de la cooperación de los agentes implicados, quienes aceptan una historia común y se comprometen en conservarla y darla a conocer. La interacción de sus actores con los transeúntes termina por convertirla en un escenario idóneo para la creación de nuevas fórmulas de desarrollo.

El territorio es el lienzo sobre el que se disponen los elementos sociales, económicos, culturales, históricos o contemporáneos que conformar el paisaje. Este, como reflejo político, ético y estético es un valor irrenunciable de la sociedad. Nos dota de sentido y valores comunes. En los itinerarios propuestos el vino, conforma un eje vertebrador de esos valores.

itinerario La llegada del Imperio Romano

Itinerario 1

La llegada del Imperio Romano

Bajo la influencia del Imperio Romano la viticultura madrileña escribiría el primer capítulo de su historia y sus vinos se convertirían en signo de riqueza y distinción.

Localidades: Alcalá de Henares, Nuevo Baztán, Pozuelo del Rey, Campo Real, Valdilecha, Carabaña, Tielmes, Perales de Tajuña, Titulcia Bodegas: V de Valmores, Bodega y Viñedos Gosálbez Orti (Qubél), Bodegas Orusco

Roma extendió el cultivo de la vid hasta todos los rincones de su imperio y en los albores de nuestra era el vino sería conocido prácticamente en toda Europa: era uno de los alimentos básicos de la dieta, acompañaba todas las celebraciones y, terminaría por convertirse en un signo de riqueza, distinción y civilización. Y bajo influencia romana fue que en el siglo I a.C. nació la viticultura en la vieja «piel de toro». Realizar esta ruta da cuenta no sólo de la importancia de Madrid en la construcción de Hispania, sino en cuan transcendentales fueron ciudades como Complutum —Alcalá de Henares— o Titulcia, que escribirían el primer capítulo de la historia de los caldos madrileños.

LEER MÁS

itinerario El valle de las iglesias y el legado del Císter

Itinerario 2

El valle de las iglesias y el legado del Císter

San Martín de Valdeiglesias fue el lugar elegido por la Orden del Císter para desarrollar técnicas que son hoy la base de la elaboración de los caldos madrileños.

Localidades: Bodegas: Bodega Alberto Ayuso, Bodega Las Moradas de San Martín, Bodega Marañones, Bodega Aumesquet Garrido

El valor sobrenatural que el vino tenía para la liturgia cristiana resultó decisivo para mantenerlo vivo: su transcendental papel en los ritos cristianos hizo imprescindible la actividad vitivinícola que se concentraría mayormente alrededor de conventos y monasterios donde monjes benedictinos o cistercienses desarrollaron técnicas que pronto se convertirían en la base de la elaboración moderna de caldos. Y así ocurrió en la comarca de San Martín de Valdeiglesias, relevante centro eremítico en tiempos visigodos que bajo el reinado de Alfonso VII apodado «El Emperador» habría de quedar definitivamente unificado bajo la observancia de la Orden del Císter.

LEER MÁS

itinerario El Tajo y los vinos de la Orden de Santiago

Itinerario 3

El Tajo y los vinos de la Orden de Santiago

En las tierras recibidas del rey Alfonso VIII como pago de favor en la lucha contra la dominación musulmana, la Orden de Santiago hizo florecer la viña.

Localidades: Bodegas: Bodega Andrés Díaz, Muñoz Martín, Bodega Ricardo Benito, Bodega Real Cortijo de Carlos III, Bodega Viñas El Regajal

Habitada por los vestigios de bastiones medievales, esta ruta invita al transeúnte a revivir uno de los más reseñables impulsos de la historia de la viticultura madrileña: aquel que debe ser puesto en relación directa con el protectorado de la Orden de Santiago, que en tiempos de la Reconquista recibiera de Alfonso VIII tierras y privilegios como recompensa a la ayuda prestada en la lucha contra la dominación musulmana. La presencia de sus caballeros y priores sirvió para dar carácter de permanencia a tanto antiguos asentamientos como aquellos otros surgidos de las victorias militares. Bajo su abrigo y con las aguas del río Tajo como testigo, pudo la viña florecer.

LEER MÁS

itinerario Camino de reyes

Itinerario 4

Camino de reyes

Aunque muchas fueron las villas que disfrutaron del favor real, es la ruta entre Navalcarnero y Aranjuez la que mejor dibuja el tránsito de Austrias a Borbones.

Localidades: Bodegas: V de Valmores, Bodega y Viñedos Gosálbez Orti (Qubél), Bodegas Orusco

Aunque fueron muchos los monarcas que a lo largo de la historia de España promovieron no sólo el desarrollo de las villas madrileñas sino el de su actividad vitivinícola, son Navalcarnero y Aranjuez aquellas que especial mención tendrán en el trazado de esta ruta, una transición de los Austrias a los Borbones. La primera sería testigo de las velaciones de Felipe IV con la archiduquesa Doña Mariana de Austria, gracias a lo cual le sería concedido el título de «Villa Real» y con ello grandes cotas de prosperidad. La segunda, Aranjuez, comenzaría su idilio con la realeza en tiempos de Isabel I, siendo nombrada «Real Sitio» con Felipe V y recibiendo el empuje definitivo con Carlos III.

LEER MÁS

itinerario Escenas y crónicas de Francisco de Goya

Itinerario 5

Escenas y crónicas de Francisco de Goya

Goya, uno de nuestros pintores más universales, plasmó con maestría tanto el trabajo y el recreo del vino, como la historia de las tierras que lo elaboraban.

Localidades: Bodegas: Bodega Señorío de Val Azul, Bodegas Pablo Morate
Museo del Vino

El vino no faltaba en ningún regocijo, fuera de pobres o de ricos, en la España del siglo XVIII. Francisco de Goya y Lucientes plasmó con gran maestría tanto momentos de trabajo como de recreo y esparcimiento, donde el vino y las uvas de las que procedía se convirtieron en elementos significativos de sus composiciones pictóricas. Pero de aquellas escenas populares españolas de las décadas finiseculares pasó a la crónica de uno de los momentos más convulsos de las historia española en los albores del XIX. Siguiendo el rastro que uno de nuestros artistas más universales dejara en villas de tierras de Arganda, esta ruta encarna la celebración que nuestros caldos tuvieron entonces.

LEER MÁS

itinerario Los tiempos del ferrocarril

Itinerario 6

Los tiempos del ferrocarril

Entre las décadas 50 y 80 del siglo XIX, el trazado del ferrocarril albergaría las grandes esperanzas de las villas productoras por lograr las explosión mercantil definitiva.

Localidades: Bodegas: Bodega y Viñedos Gosálbez Orti (Qubél), V de Valmores, Vinícola de Arganda, Bodegas Castejón

Desde una perspectiva moderna, el ferrocarril intervino en los procesos de transformación y generación de la ciudad. El enorme auge comercial que vivió el sector vinatero en España entre las décadas de los 50 y 80 del siglo XIX alteraron sustancialmente la concepción y el uso del espacio urbano, transformando la ciudad del Antiguo Régimen en una ciudad burguesa industrial, y en la que el ferrocarril asumiría un papel protagonista como último instrumento de las villas productoras para lograr la explosión mercantil definitiva. Y si entender la historia de nuestros vinos significa mirar el camino andado, esta ruta se recorre en sentido inverso, de la ciudad a las villas productoras.

LEER MÁS